Confluencia emocional


imag008-5

Ella: Supongo que se quiere a quien menos se lo merece, ¿no? Eso es rutina.

Él: Yo creo que en la rutina solo están los que queremos de verdad, los que demuestran cada día que se merecen nuestros sentimientos. Lo demás son excepciones que a veces pensamos que podemos incorporarlos a nuestro día a día. Y ahí es cuando empezamos a sufrir de verdad si la otra persona no merece la pena. Pero para entonces quizás llevemos tanto tiempo con los pies en el aire que no nos demos ni cuenta.
(…) Lo que atañe al corazón se suele explicar con pocas palabras. El problema es que a veces damos muchas vueltas para intentar decirlo de manera disimulada. Y eso no funciona, porque las respuestas que recibimos nunca son claras. Quizás porque nosotros no estamos siendo claros con nosotros mismos tampoco. Lo mejor que uno puede hacer es preguntar si tiene dudas, declarar lo que sienta sin miedo y ser consciente de que lo que tenga que ser será. Y esto siempre es lo mejor para cada uno de nosotros aunque inicialmente nos cueste verlo.

De quién siempre está ahí para quien nunca deberá marcharse.

Anuncios

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s