Nocturnidad y alevosía


pink_freudEstoy escuchando grandes éxitos de Juan Luis Guerra en una madrugada glaswegiana solitaria a escasos grados sobre cero fuera de estas cuatro paredes. Pero el whisky patrio para eso está, para amortizar la factura del gas.

También he mencionado a Freud esta noche, ha venido a mí por ser uno de los teóricos contemporáneos del humor. Para Freud, el humor se diferencia del chiste en que el primero es la superación de la realidad y el segundo es más un acto forzado dentro de la cotidianiedad. Un preso condenado a la horca un lunes, cuando sube al patíbulo exclama a la plaza de su ciudad natal: “Que buena manera de empezar la semana”, o algo así.

Moraleja, si no te superas a ti mismo, reniegas de la realidad e intentas doblegarla, jamás serás nada. Haga usted el favor y tenga sentido del humor que, aunque suene a publicitario, puede servir como manera de vida.

Y, por ensalzar la figura de un tercer personaje ilustre, permítanme escoger para la ocasión al director y guionista indio nacionalizado estadounidense, Manoj Nelliyattu Shyamalan, director de la película El bosque: The village. El caso es que esta tarde me ha entrado la vena masoca y me he propuesto ver una película de terror. Tenía este título grabado en la memoria porque recordaba un trailer oscuro y atemorizante cuando era notablemente más joven.

El caso es que, después de verla, yo no la definiría como terror, sino más bien como misterio. Pero no es la historia solamente lo que me hará vitorear el nombre y apelllidos de este profesional del séptimo arte. La película está plagada de planos espectaculares, esos que te hacen entrever que puede estar pasando pero no te lo dejan claro del todo y, además, mantienen a tu corazón con las sístoles y las diástoles discoordinadas. Por si fuera poco, la música es una maravilla. Y, por si además de su faceta de director hubiese que alabar su ‘yo guionista’, aquí os dejo un diálogo de la mencionada película. Además, he percibido un cameo muy disimulado. Y un cameo muy disimulado en una buena película solo implica más elogios para su director: Manoj N. Shyamalan.

Ivy Walker: When we are married, will you dance with me? I find dancing very agreeable. Why can you not say what is in your head?

Lucius Hunt: Why can you not stop saying what is in yours? Why must you lead, when I want to lead? If I want to dance I will ask you to dance. If I want to speak I will open my mouth and speak. Everyone is forever plaguing me to speak further. Why? What good is it to tell you you are in my every thought from the time I wake? What good can come from my saying that I sometimes cannot think clearly or do my work properly? What gain can rise of my telling you the only time I feel fear as others do is when I think of you in harm? That is why I am on this porch, Ivy Walker. I fear for your safety before all others. And yes, I will dance with you on our wedding night.

Captura del momento posterior al diálogo

Captura del momento posterior al diálogo

Anuncios

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s