En los bajos de la humedad


No, no voy a hablar de especulación urbanística ni, mucho menos, de burbuja inmobiliaria. Tampoco de zonas erógenas y actos sexuales. La verdad es que solo sé que voy a hablar, aun no tengo decidido de qué. Quizás porque necesite compañía, tal vez por tener necesidad de sentirme escuchado o para intentar olvidar que me siento solo. Solo entre la nebulosa gris pálido que acompaña a los días húmedos. Esa que no se lleva bien con el asma y que hace que mis pulmones se peguen a esta silla mientras me agarran con fuerza para no salir a ponerlos a prueba. Pero solo en la soledad de los propios pasos uno se da cuenta de qué material está hecho en realidad.

En soledad es como uno aprende a sobrevivir. Te tiran al agua de pequeño y eres tú el que pelea contra Arquímedes y sus principios, el que bracea para que siga entrando aire por tu boca mientras una masa líquida planea abrazarte. Eres tú el que, solo, decides echarte a andar un buen día sin la ayuda de nadie, que ya si quieren algo ya vendrán a buscarte. También eres tú, solo, el que defines tus principios éticos; lo que te gusta y lo que te da repelús. Incluso lo que odias. También depende de ti cambiar tus defectos. Y eso es algo que uno siempre termina haciendo en soledad, dialogando consigo mismo.

Lo más divertido de la soledad es que, pese a estar presente en los momentos mas importantes de nuestra vida, somos nosotros mismos los que la repudiamos cuando todo parece irnos bien. La marginamos con lo que sea, porque sentirla asusta. Escuchamos música, disfrutamos de una película o quedamos con amigos, si los tenemos. A todo lo que hacemos para olvidarnos de la soledad le imprimimos las ganas suficientes como para soñar con repetirlo al día siguiente. Para que incluso con la cabeza en la almohada la soledad no venga a atormentarnos en sueños.

El problema no es la soledad, sino dejar que abuse de nosotros. Y eso solo tiene una solución, como le diría Rajoy a Bárcenas: sed fuertes.

 

 

Anuncios

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s