“Una vez dentro del pasillo, no pienso en nada”


Ana Peleteiro en el salto que le dio el triunfo en el Campeonato de España de Pista Cubierta de 2014 (foto: Fabián Pérez)

Ana Peleteiro en el salto que le dio el triunfo en el Campeonato de España de Pista Cubierta de 2014 (foto: Fabián Pérez)

Luis Manuel Magallanes
Jaume Monfort
Fabián Pérez

Ana Peleteiro Brión (Ribeira, A Coruña, 1995) es una atleta júnior española, plusmarquista en la modalidad de triple salto. Una joven a quien, en plena pubertad, un salto récord la elevó hasta las nubes. La “Princesa” Peleteiro, mejor atleta española de 2010 a 2013, esta erigiéndose en leyenda. Su última gesta, el Campeonato de España de pista cubierta de este mismo año. Salto a salto, la gallega del FC Barcelona está gravando su nombre en la historia del atletismo español.

¿Cuándo comenzaste a darte cuenta de que tenías un don para el triple salto?
Yo no fui la que se dio cuenta de que tenía un don. Cuando llegué a las manos de mi antiguo entrenador, Lardo, él vio que haciendo fondo no tenía mucha más progresión y se fijó en que tenía bastante capacidad de salto. Empezamos a probar con eso, ya que en el grupo de entrenamiento con el que estaba casi todas eran saltadoras o lanzadoras.

¿En qué ha cambiado el entrenamiento desde que te entrenabas con Lardo Moure a ahora que estás a las órdenes de Juan Carlos Álvarez en la Blume?
Con Juancar además de que todo está más enfocado hacía el triple, hago ejercicio de fuerza. Además,  aquí dispongo de seis días a la semana para entrenar y allí sólo disponía de cuatro.

¿Has tenido que sacrificar muchas cosas para dedicarte a lo que haces?
Ahora que estoy aquí en Madrid menos, porque la gente con la que me relaciono hace lo mismo que yo y tenemos todos horarios parecidos. Y, si hoy no se puede quedar, se queda otro día. Pero en mi casa sí que tuve que renunciar a muchas cosas, porque mis amigos no hacían deporte.

¿Qué grupo muscular se resiente más con el triple salto?
Sobre todo el tronco inferior y la espalda. Pero sufre casi todo el cuerpo, es muy agresivo.

¿Alguna vez te has planteado cambiar de disciplina, por ejemplo el triple salto por la velocidad?
No, porque el triple me gusta mucho y cuando me sale bien disfruto un montón. Y la velocidad es más como un hobby, más para disfrutar y desconectar un poco de lo que es el triple.

¿Qué te marcas para el Mundial Júnior de Atletismo que se disputa en julio en Eugene (Oregón)?
Como ya quedé campeona hace dos años, el objetivo es intentar revalidar el título. Pero como sé que va a haber mucho nivel y ya somos dos chicas las que estamos casi en los 14 metros, pelearé por las medallas.

Conseguiste ser campeona en el último mundial con una marca de 14,17 metros, ¿crees que los podrás superar?
La verdad es que es mi objetivo. El año que salté a 14,17, en pista cubierta salté 13,30. Tampoco voy a tener tanto margen de mejora, pero voy a intentar hacer marca personal.

¿A cuál de tus rivales temes más?
Yo no temo a nadie porque una vez en el campeonato todo puede cambiar. Yo puedo estar primera del ranking todo el año y llegar a la competición y no pasar ni a la final. Yo voy a ir allí a hacer lo mío. No me gusta fijarme en el ranking.

Ana Peleteiro, después de saltar (foto: Fabián Pérez)

Ana Peleteiro, después de saltar (foto: Fabián Pérez)

“No temo a nadie”

¿Te guardas alguna espinita clavada de tu carrera como atleta? Por ejemplo, ¿ese tercer puesto en Rieti?
Lo de Rieti, dentro de lo que cabe, fue un buen puesto porque fue un año muy difícil: estuve 6 meses sin entrenar, engordé varios quilos, me lesioné. En el momento me fastidió pero, ahora que lo pienso, fue un muy buen registro.

¿Tienes ansias de revancha ante las atletas que quedaron por delante de ti, Ottavia Cestonaro y Elena Andreea Panturoiu?
No, simplemente tengo ganas de superarme a mí misma. Esas deportistas estuvieron entrenando para ese campeonato y les salieron las cosas bien. Se lo merecían igual que yo. Este año intentaré ser mejor que ellas.

¿Cómo se aprende más: con la victoria o con la derrota?
Con la derrota muchísimo más. Perder me hace ver que si no me esfuerzo todo lo que debo o que si antepongo otras cosas al atletismo, no va a salir todo como yo deseo. Como yo lo que quiero es llegar a los JJOO y hacerlo lo mejor que pueda, pues me da más ganas para entrenar mejor. Si no me hubiera sucedido lo del Europeo, posiblemente no hubiera saltado lo que salté ni hubiera quedado campeona de España este año.

¿Qué momentos amargos ha vivido Ana Peleteiro a lo largo de su carrera?
Bueno, yo no los quiero llamar así. Soy una persona que me emociono mucho con el atletismo porque me toca la fibra sensible. En Rieti lloré, pero por impotencia, porque no me salía el salto y al final lo conseguí y pude estar en el podio. Pero no fueron lágrimas amargas. Por la candidatura de Madrid 2020 lloré porque íbamos todos muy convencidos y fue un palo muy grande. No
he tenido momentos muy malos, más bien momentos en los que me dicen que tengo que parar por una lesión en los que tengo miedo a no poder seguir haciendo lo que me gusta, no por haber perdido. No tengo mal perder.

¿Qué atletas de referencia tenías cuando empezaste a interesarte por el atletismo y cuáles tienes hoy en día?
Me atraían los que veía de pequeña en la televisión con mi padre. Me encantaba el sueco Stefan Holm y el portugués Nelson Évora, campeones en los Juegos Olímpicos de Atenas y Pekín, respectivamente. Siempre me gustaron mucho los saltadores, aunque yo era fondista. Eso creo que fue una señal.

Una señal muy acertada además. ¿Con qué persona que el atletismo te ha dado la oportunidad de conocer te quedarías?
Tengo relación con Teddy Tamgho. Me encanta cómo compite. Siempre he admirado a Nelson Évora, que es un triplista portugués, aunque no he tenido la oportunidad de conocerlo. Sí conocí a Iván Pedroso, un increíble saltador. De eso estoy muy orgullosa.

¿Qué se te pasa por la cabeza cuando estás en el aire durante un salto?
Nada, no se piensa en nada. Una vez me pongo dentro del pasillo, yo no pienso en nada. Llevas tantos entrenamientos encima que sale solo. Cuando llegas a la arena ya sabes si ha ido bien. No te hace falta mirar dónde caíste.

¿Sabiendo que eres una gran saltadora que consigue medallas y bate récords, ¿cómo está tu ego?
Muy normal. Yo sé que si quiero llegar a algo tengo que ir dando pasitos. Yo soy igual que todos, entreno igual que el resto y no soy más que nadie. Simplemente salto un poquito más en las competiciones.

Ese hecho de saltar un poquito más te puede llevar a ser la mejor del mundo. ¿Te lo crees a día de hoy?
No lo sé, poco a poco. Puede pasar cualquier cosa.

En el horizonte atisbamos los JJOO de Río de Janeiro, has dicho antes que son tu objetivo. ¿Cuáles son tus expectativas de cara a estas Olimpiadas?
Intentar estar en la final. Mi sueño es luchar por una medalla.

Fuera de lo deportivo has señalado que te gustaría dedicarte al mundo de la moda. ¿En qué sentido?
Me gusta más la moda de fotografía que la de pasarela. Es un hobby que me gusta desde hace tiempo y, poco a poco, me gustaría ir entrando en este mundillo. Pero es algo secundario. Lo compaginaría con el atletismo.

Ana Peleteiro, campeona de España de triple salto en pista cubierta, 2014 (foto: Fabián Pérez)

Ana Peleteiro, campeona de España de triple salto en pista cubierta, 2014 (foto: Fabián Pérez)

Anuncios

Un pensamiento en ““Una vez dentro del pasillo, no pienso en nada”

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s