Los Goya: el gobierno cambia de canal mientras el cine pide auxilio


Busto de Goya (M. Martín Vicente)

Busto de Goya (M. Martín Vicente)

En España se hace cine por costumbre. Quien quiera dedicarse a esto de hacer productos para el séptimo arte puede escoger entre 21 centros destinados, entre otras muchas prestaciones,  a la causa. Si el deseo es el de ser actor o actriz, 13 escuelas de arte dramático repartidas por la geografía peninsular brindan esta oportunidad a quien le pueda interesar. Ello, además de la multitud de escuelas y asociaciones culturales destinadas a la representación dramática que puede haber en cada municipio. Y en España hay 8.116 según el INE.

El cine siempre fue un arma fácilmente utilizable contra el poder político. Ya lo sabía Franco, que aprovechaba para “colar” el No-Do antes de cada proyección. El cine sirve como denuncia ante las situaciones que considera injustas. Y, normalmente, suele acertar a la hora de dictaminar qué carece de justicia.  El cine es la gran pantalla para difundir arte y cultura. Un mecanismo de aprendizaje de la población que a veces genera envidia entre los políticos. Tanta, que alguno ya ha intentado hacerse llegar a través de un plasma, pero sin el mismo efecto.

En España mientras que adquirir una obra de arte conlleva un IVA del 10%, comprar una entrada de cine supone un 21% de IVA. Esto significa que la entrada estándar –de unos 9 euros– incrementa su precio en 1,89 euros, cantidad que hace dudar al espectador en el contexto de crisis actual. Por si fuera poco, la Fiesta del Cine que redujo los precios de las entradas el pasado octubre incrementó la asistencia a las salas en más del 500%. Pero el gobierno no entendió el mensaje y ha anunciado que solo se aplicarían deducciones destinadas a abaratar el precio de las producciones.

La maniobra se produce en la previa de la gala de los Goya, un acontecimiento en el que los profesionales del cine patrio aprovechan las cámaras de televisión que tal vez no les han dado cabida en sus parrillas en todo el año para decir lo que piensan sin pelos en la lengua y en horario de máxima audiencia. Como viene siendo habitual cada vez que asiste a cualquier acto público, José Ignacio Wert tenía todas las papeletas para ser abucheado. El considerado peor político de España con una nota de 1,42 según la última encuesta del CIS, ha decidido ausentarse para evitar una serie de catastróficas interpelaciones por parte de los cineastas y demás personalidades del mundo del espectáculo nacional. El motivo: madrugar al día siguiente para acudir a una reunión con el ministro de universidades británico acordada recientemente.

Este último hecho denota una clara falta de interés del ministro de Cultura (y Educación y Deporte) en asistir a la gala más importante del cine español. El representante de la cultura da la espalda a la manifestación por excelencia de esta en el reino. El político que más debiera estar en estos momentos al lado de la cultura -al igual que su gobierno- sigue sin entender el mensaje que esta le envía.

Anuncios

2 pensamientos en “Los Goya: el gobierno cambia de canal mientras el cine pide auxilio

  1. Teremos que esperar a que se acerquen as eleccións para que decidan dar a cara un pouco…Sólo espero que a xente se dea conta do que pasou os 3 anos anteriores cando de votar se trate. Excelente artículo, Fabián!

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s