Los héroes de la Navidad


055Navidad en Soledad-5Hay veces en los que uno escribe porque lleva dentro algo que necesita expresar. Otras veces la acción de escribir viene determinada por un imperativo, legal o ilegal. Incluso hay ocasiones en las que uno teclea porque es fruto del aburrimiento y sabe que, así, al menos estará entretenido. Este es mi caso y seguro que a muchos de ustedes les ha pasado en alguna ocasión. El motivo por el que actualizo mi blog en estas fechas tan señaladas no es otro que el hecho de que me llena de orgullo y satisfacción dirigirme a ustedes para felicitarles estas fiestas.

Puede que muchos hayamos creído que estas Navidades iban a ser la bomba, porque siempre son la bomba, y nos estemos dando cuenta de que, en realidad, nunca han sido la bomba y este año nos topamos con la misma mierda que hace 365 días. Otros, quizás, nos estemos dando la sorpresa del siglo porque, para nuestro asombro, estas vacaciones nos lo estamos pasando en grande y este imprevisto es lo que nos causa una felicidad extrema. Para otros, la sensación puede que sea al revés. En todo caso, estas fechas no hay que mirarlas como una época para pasar en familia, reunirse con parientes lejanos, conversar y quererse mucho porque, básicamente, hay gente que no puede hacerlo.

Existen personas, aunque muchas crean lo contrario, que perciben la Navidad y el resto de épocas del año de una manera distinta al estereotipo que entre ceja y ceja nos han grabado a fuego. Ello no es más que porque no pueden hacerlo del modo “normal”. Unas veces por desgracias y otras veces por buena fortuna, millones de individuos se topan de frente con determinadas costumbres, hábitos y mentalidades tan cerradas como opacas. Si una persona de estas es fuerte, todo esto le puede importar tres pepinos. Pero, lamentablemente, la sociedad nos crea para que seamos frágiles ante la realidad y, muchos de estos héroes a los que estoy haciendo mención, no pueden enfrentarse a ella. A todas estas personas que lo intentan, les quiero expresar mi más sincera admiración y desear una feliz Navidad porque, me temo, son las únicas gentes capaces de disfrutar y apreciar, no sin el sufrimiento correspondiente, el momento.

Anuncios

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s