“El deporte tiene un lado amable muy bonito que es un privilegio poder contar”


Al hablar de la objetividad, el periodista deportivo de RTVE, Juan Carlos Rivero, asegura que “a la noticia más pura que te puedas imaginar, le estás poniendo parte de ti”

Juan Carlos Rivero, periodista deportivo de RTVE

Juan Carlos Rivero (Madrid, 1961) es la voz que, actualmente, se encarga de narrar los partidos de la Selección Española de Fútbol en TVE. Desde que en 1984 entró en la redacción de deportes de RTVE, ha acudido a tres Mundiales, cuatro Eurocopas y, durante más de una década, ha formado parte del equipo de comentaristas de la Liga de Campeones en la televisión pública. Además, también ha narrado diversos acontecimientos deportivos, como Vueltas a España, Juegos Olímpicos y, sobre todo, fútbol. A ello hay que sumar que, en la actualidad, presenta el programa de fútbol Estudio Estadio. También posee un blog (El Banquillo de Rivero) y una columna de opinión en el diario AS. “Yo llego al periodismo porque me gusta contar cosas”, argumenta este profesional de la información deportiva en nuestro país.

¿Cuándo comenzó su trayectoria en el género de opinión?

La verdad es que mucho más tarde que en todo lo demás. También es cierto que se trata de una “moda”, una variante del periodismo que se ha extendido mucho en los últimos años y a la que yo he estado ajeno. Cuando llegué a televisión, aquí casi nadie opinaba públicamente de nada. Pero empezar, empezar, pues como hace cinco o seis años que me he decidido a dar mi opinión en determinados soportes.

¿Por qué optó por este género?

Yo creo que es una cuestión de oferta y demanda. Aunque también depende del medio, del lugar y del soporte en el que estés: hay medios en donde se opina menos y en donde se opina más. Incluso del mismo periodista: aquí, en TVE, opinamos menos porque es un medio público y nos exigen que seamos extremadamente rigurosos. Sin embargo, nosotros mismos en otros sitios podemos expresar nuestra opinión sin ningún problema.

¿Lo considera una vía de escape a la objetividad exigida desde el género informativo?

Sí. Es algo que nos complementa, a mí por lo menos, Siempre y cuando se haga con coherencia y con respeto a todo el mundo. A fin de cuentas, no deja de ser una opinión. Pero sí, para mí es un complemento al tipo de trabajo que hacemos aquí. El poder opinar en otros sitios cuando te lo reclaman y te lo piden, pero también sabiendo hasta dónde puedes llegar, porque no dejas de ser nunca un periodista de TVE.

¿Dónde se encuentra más cómodo, en el género informativo o en el de opinión?

Yo en los dos me siento muy cómodo. Trabajo en ambos sin ningún problema. Lo importante es saber diferenciar en qué medio te encuentras y qué tipo de producto estás haciendo. Así que yo me encuentro cómodo en los dos. Pero también creo que, dentro del género informativo, desde la selección de las noticias ya empieza la subjetividad. No porque lo hagas con mala idea, simplemente porque es tu criterio, tu buena intención y tu oficio. A la noticia más pura que te puedas imaginar, le estás poniendo parte de ti. Y luego a la opinión, por su puesto. Yo creo que se puede opinar donde se debe opinar, pero lo importante es que lo hagas con rigor, con coherencia, con cierto criterio y, sobre todo, con mucha honestidad.

Usted posee un blog (El Banquillo de Rivero) y una columna de opinión, ¿qué es más fácil de administrar?

En un blog eres tú: no hay nadie que te pueda decir “haz esto” o “haz lo otro”. Eres tú quien maneja esa página como quiera. En una columna de opinión en un periódico, tienes que tener presente en el medio en el que estás, hasta dónde puedes llegar y qué es lo que tienes que respetar. No se trata de que manipules tu opinión, ni mucho menos. Pero sabes que, en un diario, tienes que escribir desde un punto de vista y, si no quieres hacerlo, estás en tu derecho de no escribir en ese periódico. Es decir, nadie puede comprar tu opinión, pero tú tampoco puedes comprar la opinión entera de un medio. No puedes pensar “yo aquí voy y pongo lo que me da la gana”, porque lo harás un día, porque estás en tu derecho, pero al siguiente día no.

¿Son difíciles de compaginar estos trabajos y la televisión?

No. El trabajo que te lleva tiempo, es tu trabajo. Yo todo lo que hago lo hago en TVE. Lo demás son colaboraciones esporádicas, en las que aprovecho el tiempo libre para hacerlas y no me lleva mucho tiempo, ni mucho menos. Además, lo hago con muchísimo gusto.

Pasando ya al fútbol, además de presentar, actualmente, Estudio Estadio, usted es la voz que, en TVE, narra los partidos de la Selección, ¿aporta esto más presión a su trabajo?

Más presión no, más riqueza. Yo estoy encantado de poder hacerlo y ojalá pudiera seguir haciéndolo durante mucho tiempo. Es un punto positivo, porque a mí lo que siempre me ha gustado ha sido contar cosas. Ya lo hacía de pequeño, cuando mis hermanos jugaban conmigo al futbolín siempre y cuando yo narrara el partido. La verdad es que en una transmisión de fútbol, o de cualquier deporte, estás contando cosas que están pasando en ese momento. Y eso es una sensación maravillosa para un informador. Además, yo me lo paso genial.

¿Qué le ha parecido la primera lista de Vicente del Bosque para la Eurocopa?

Yo creo que es una lista especial, porque falta cerca de una decena de jugadores, que tienen que salir de la final de Copa. Casi la mitad de la lista está jugando al fútbol todavía. Por lo tanto, en ese sentido es una convocatoria muy especial. Pero sí es verdad que son jugadores a los que Del Bosque lleva siguiendo durante mucho tiempo, y a los que tiene en la recámara. Quién te dice a ti que con las cosas raras que tiene el fútbol, cualquiera de los jugadores que están ahí y que han llegado por una puerta trasera, acaban jugando por alguna baja de última hora. Y quién sabe lo que pueden llegar a hacer en la Eurocopa. En ese sentido es una lista importante, porque todos los que están son jugadores con capacidad para ser internacionales.

¿Cree que alguno de los futbolistas que están en esta primera lista podría mantenerse en la definitiva del día 27? ¿Quiénes tendrían, a su juicio, más papeletas?

No se trata tanto de su calidad, sino de los que tengan por delante. Por ejemplo, Adrián el delantero del Atlético De Madrid, seguro que tiene posibilidades de estar en una lista de la Selección. Pero depende del nivel de Villa, Torres, Lorente y Negredo, que ahora mismo están por delante. Y quién sabe lo que podría hacer Juanfran, que ha jugado de lateral derecho este año por primera vez, y en ese puesto solo está Arbeloa. A veces no se trata de que seas un jugador bueno, sino de que las combinaciones te ayuden. Por eso creo que, de esta lista inicial, Adrián y Juanfran son los que más posibilidades tienen de volver a la Selección. Incluso alguno, sobre todo Juanfran, podría quedarse en la lista. Depende de cómo anden las cosas.

Se podría decir que los nombres más sonados, actualmente, son los de Puyol y Villa. ¿Piensa que estarán en la lista del día 27?

Yo creo que Puyol y Villa no llegan. También creo que Del Bosque respeta mucho las jerarquías y eso es lo único que me hace pensar que, si Villa tocara el balón en cuatro entrenamientos, a lo mejor se lo llevaba. Él es muy respetuoso con estas cosas, pero también es un hombre con un sentido muy alto de la justicia. Y creo que él interpretaría que llevarse a Villa sin estar en plena forma, implicaría un perjuicio para alguien que está al cien por cien y que, sin tener su calidad, puede dar un buen rendimiento en la Eurocopa. Pensando en el que se queda fuera, a lo mejor no se llevaba a Villa.

¿Y quién supliría al “Guaje”?

Yo creo que Vicente del Bosque solo va a llevar a tres delanteros. Es que los técnicos de la Selección no consideran a Villa un delantero. Como siempre lo han puesto a jugar por la banda, no lo consideran un delantero. Consideran que el delantero es el que juega de delantero centro. Y ahí tienen a Torres, a Llorente y a Negredo, que son tres delanteros de nivel.

Otro nombre, también sonado, es el de Albiol. El defensa blanco no ha disputado demasiados minutos esta temporada, pero parece ser el revulsivo en la zaga para Vicente del Bosque. ¿Lo considera justo?

Son decisiones, como mínimo, discutibles. Estamos en el caso que decía antes: Albiol ha jugado poquísimo en esta temporada, pero Del Bosque valora su aportación durante el resto de convocatorias. Porque ha sido un habitual en las listas de del Bosque desde que es seleccionador. Él valora esa trayectoria y, aunque es verdad que no está jugando, decide llevárselo. Cada entrenador tiene su manera y, al final, la decisión la tiene que tomar él. Discutible es la de Del Bosque, o la de cualquiera.

¿Hay algo que le haga dudar de la Selección de cara a la Eurocopa?

Tengo mis dudas sobre el estado de forma de todos los que hay ahí. Ojalá en esa mini pretemporada que tienen que hacer ahora con la selección puedan coger el ritmo. Yo creo que los futbolistas más importantes, los del Barça y los del Athletic de Bilbao, llegan con mucha tralla y el gran trabajo de Del Bosque y su equipo será recuperarlos para que empiecen el primer partido contra Italia, el 10 de junio, plenos de fuerza. Fatiga que es tanto física como anímica.

¿Cree que esta fatiga afecta por igual a todos los equipos?

Bueno, también es verdad que nuestro calendario está más cargado, que tenemos 20 equipos en Primera División y que la final de Copa está metida en medio de la concentración de la selección. Eso no está pasando en otros países, que tienen cierta ventaja. Algunos llevan unos cuantos días o unas cuantas semanas de preparación.

Hay muchas esperanzas puestas en la Selección; más aún, después de haber ganado de forma consecutiva la Eurocopa y el Mundial. ¿Cree usted que habrá un insólito “triplete”?

Ojalá España sea campeona. Pero costará. En estos torneos cortos influyen detalles y vete tú a saber. Siempre hay un partido en el que, o te quedas fuera, o entras y, a partir de ahí todo cambia. Yo creo que hay equipo para soñar y para ser campeones porque, si nos hemos creído que éramos favoritos cuando no ganábamos nada, cómo vamos a pensar ahora que hemos dejado de serlo si resulta que somos los campeones del mundo. Pero es muy difícil; todos pueden ganar porque todos van a la Eurocopa a eso.

¿Quiénes son, para usted, las selecciones favoritas para llevarse la Eurocopa?

Para mí la gran favorita es Alemania, sin duda alguna. Luego todos los demás están un escalón por debajo de España, pero los alemanes llevan tiempo formando un equipo potente. Depende del estado de forma de todos los demás, pero yo veo más a Alemania junto a España como favorita.

¿Tendrá Holanda ganas de revancha?

Es otro de los rivales a los que hay que tener en cuenta, por supuesto. Ganas de revancha, no creo. Pero ganas de hacer algo importante en una final por primera vez, sí. Porque han sido finalistas tres veces en el campeonato del mundo. Le falta el empujón definitivo para ganar. Ya lo hizo aquella Holanda maravillosa de Van Basten, de Gullit y de Rijkaard, pero hace mucho que no ganan nada. Aunque es un país pequeñito que siempre ha cultivado un fútbol excelente.

En una hipotética final en la que estuviera España, ¿se atrevería a decir el rival y el resultado final?

Me encantaría que asistiéramos a una final ibérica. Con victoria para España, sin ninguna duda. Ahí se acabó ya la amistad con Portugal (ríe). Va a meter un gol de penalti Xabi Alonso, va a empatar Cristiano Ronaldo, pero no les va a servir paran nada, porque Torres va a marcar el dos a uno. Cuatro años después, vivirá otro gran momento individual con la selección.

¿Qué selección considera que puede ser la gran revelación de la Eurocopa?

Precisamente Portugal podría ser la gran revelación. Yo creo que a los portugueses hay que darles alguna vez una oportunidad.

Y volviendo a su papel como periodista, ¿cuál ha sido el momento más emocionante que ha vivido como periodista deportivo?

Para mí fue la final Olímpica de Barcelona’92. Llevaba poco tiempo trabajando y aquel gol de Kiko, fue todo. Además, la noche en Barcelona, el Camp Nou lleno, y aquel grupo que empezó en Valencia, como si no estuvieran en los Juegos, y que fue pasando partido tras partido hasta ganar el oro. Tuve la suerte de contar aquello y, para mí, es lo más bonito que he vivido como periodista deportivo.

¿Le gustaría narrar un partido como el del 12 a 1 a Malta?

Hombre, ¡por supuesto! Cómo será que habrán pasado un montón de años y lo seguimos recordando. Ese último gol con la voz de José Ángel de la casa lo hemos escuchado muchas veces. Incluso le sale un gallo en mitad de la transmisión y, como es un momento tan emocionante, le ha dado otro plus al hecho de que sea tan recordado.

En estos tiempos difíciles para la gran mayoría de españoles, ¿debe ser nuestro deporte una vía al optimismo?

En el fondo los que estamos en el periodismo deportivo nos gusta contar cosas positivas. La parte amable del deporte son grandes gestas; de un equipo de fútbol, de un atleta, de un ciclista, de cualquier deporte. Al final estamos contando cosas amables, cosas divertidas en las que uno gana a otro, se siente muy feliz y se abraza con todo el mundo. No es que sea una vía de escape, es que el deporte tiene un lado amable, un lado muy bonito que es estupendo y un privilegio poder contar.

Anuncios

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s